9711_o_jacquelyn_bischak¿En qué te refugias cuando se apagan las voces; cuando la luna brilla –intensa–, por tu ventana, hacia el norte? ¿A quién llamas cuando tu corazón se rompe? ¿Invocas a la razón, a la fe, o a algún nombre? ¿A qué te aferras, mientras las lágrimas fluyen, como cataratas inmisericordes, hacia un destino ineludible? Las horas pasan, el sol se oculta. Las estrellas aparecen, tiritando, a lo lejos. Mañana será otro día. Mañana vendrán otros pensamientos. Me refugiaré en ti de nuevo. Hasta que vuelva a salir el sol…

Lihem. 

😦 😦 😦

Anuncios