Y, al cabo de tantos soles,

tantas noches, tantas brumas,

la lluvia es el lugar más seguro 

donde puedo refugiarme.

—Lihem Ben Sayel.

image.jpeg

Anuncios