Buscar

Mujer del Desierto

"Soy una mujer del desierto, pero ante todo, soy una mujer".

[Requiem por una rosa]

Llevaba un misterio en los labios,
algo así como
un beso frío y antiguo.
Una rosa.
Una espina clavada,
en su profundo e hipnótico
mar.
El cielo está de luto,
gritaron ellos,
pensando que su lacónica voz
habría de oírse.
Mas, a su pena y angustia
cedieron;
y el sol no volvió a salir,
jamás.
Invitó la tierra a engullirse
[despacio]
mil recuerdos de tinta ocre.
Y cerró la tumba sus puertas;
para siempre, sus atardeceres.
No bailaron las danzas de luna,
ni aplaudieron su enorme belleza.
Desapareció su sonrisa de luces.
Y aquel misterio,
con ella,
se fue.

 

—Lihem Ben Sayel.

Favim.com-27997

Anuncios

[Ciertas gotas]

Bienvenida, lluvia eterna.

Te esperaba para dormir.

Arrastra mis lágrimas.

Mi pureza,

no es más que un recuerdo

senil.

Lo llenas todo;

mi espacio

es un lienzo blanco sin color.

Tú y yo, y ciertas gotas.

Tú. Yo.

El amor.

 

—Lihem ben Sayel

774e884161ab8a5e23eb53e21cc45c60--black-white-photos-black-and-white

[Dos canciones]

Encendí la luz al paraíso,

para transportarme

[sigilosa]

a tu escondite.

Recobré la mirada

perdida

de un silencio,

y su quietud.

Entoné dos canciones,

con ternura;

[talvez así recordarías mi voz.]

Una, para devolverte el cariño.

Otra, para renunciar a tu adiós.

 

—Lihem ben Sayel

8c50f583e9c759729c980c5a55277c05--texture-painting-art-faces

[Éramos otros]

A velo descubierto, desnudaré una vez mi alma,

esa, que alguna vez fue joven. Esa que alguna vez fue pura.

Caminando entre los escombros, de la vida y sus venenos,

del cielo y sus secretos, se inventó mi voz tu nombre.

Claudiqué ante los suspiros de las noches desesperadas;

donde encontraba tu sigilo, y tus madrugadas ya empezadas.

Miré mis dedos, que destilaban tiempo; tiempo que se iba.

Luz que se escapaba.

Vigilé el silencio de una cruenta llama, que lo devoraba todo,

aún las ganas.

Y en medio del lodo, y vagando en la nada,

destruí tu llanto, y lo convertí en calma.

Pero eso tú no lo veías.

Sólo te despedías por las mañanas,

con un beso frío, con abrazos rotos.

Y mi corazón fingía, que nosotros éramos otros.

 

—Lihem ben Sayel

tumblr_nhel8vItQU1r1eenfo1_500

[He vencido.]

No estoy encerrada en ninguna jaula.

No pertenezco a ningún amo malvado.

No me retienen cadenas.

No me han cortado las alas.

No me han quitado las ganas,

de vivir. De seguir buscando

mi perla de gran precio.

No me siento acorralada.

No me han robado secretos.

No se han bebido mi alma.

No me han prohibido extenderme

hacia nuevos horizontes lejanos.

No me han raptado la mente.

No me atormenta el pasado.

Entonces, por eso sonrío.

Entonces, por eso, he vencido.

—Lihem Ben Sayel.

beautiful-woman-with-cat-painting-poster

[En nombre del amor]


¿Cómo lograré retenerte?

¿Cómo conseguiré que este amor

no se desvanezca?

Escribiéndote versos;

versos eternos.

Los firmaré en nombre del amor,

y,

por qué no,

en nombre de la desesperación.

Para así jamás olvidar

que este amor que siento,

me brindó mieles,

y angustias, también.

 

—Lihem Ben Sayel.

girl-writing-painting-1

Bajo la lluvia.

Y, al cabo de tantos soles,

tantas noches, tantas brumas,

la lluvia es el lugar más seguro 

donde puedo refugiarme.

—Lihem Ben Sayel.

image.jpeg

[Equilibrio]

Permanece firme, corazón.
Mantén el equilibrio,
sin entregar el control.
Domina tus impulsos;
no pierdas la razón.
En este juego sólo gana
aquel que vence al desamor.

 

—Lihem ben Sayel.

Mañana será otro día.

9711_o_jacquelyn_bischak¿En qué te refugias cuando se apagan las voces; cuando la luna brilla –intensa–, por tu ventana, hacia el norte? ¿A quién llamas cuando tu corazón se rompe? ¿Invocas a la razón, a la fe, o a algún nombre? ¿A qué te aferras, mientras las lágrimas fluyen, como cataratas inmisericordes, hacia un destino ineludible? Las horas pasan, el sol se oculta. Las estrellas aparecen, tiritando, a lo lejos. Mañana será otro día. Mañana vendrán otros pensamientos. Me refugiaré en ti de nuevo. Hasta que vuelva a salir el sol…

Lihem. 

😦 😦 😦

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: