Buscar

Princesa del Desierto

"Mi pluma, mi pasión…"

[EL ÚNICO CAMINO]

tumblr_l29ur5J8cu1qastsxo1_1280.jpgPorque, después de todo este recorrido, para mí, el amor no es sólo una opción. Es el único camino.

-Lihem ben Sayel

[LA BRECHA]

Abriré brecha entre
tu vacilación y mi temeridad.
Nadie puede sobrevivir
-demasiado tiempo-,
a la indiferencia.
Construiré un muro entre
tus intereses y mi vulnerabilidad.
Todo ser tiene un límite.
Hasta el cielo;
incluso el mar.
No digas que no te lo dije:
se ha terminado nuestro andar.

[LA BRECHA]
-Lihem Ben Sayel.

 

[TAN AFERRADOS]

Déjame entretenerme con la música

que brota del manantial de tus caricias.

Déjame, que las heridas ya no duelen;

que mis poemas son sólo para ti.

Descanso entre ese bosque de sonrisas

que me dedicas entre salto y salto de los días.

Son sólo delicadas melodías, que,

pasado el tiempo, jamas llegaremos a olvidar.

Quién me hubiera dicho que estaríamos tan cerca,

tan aferrados el uno al otro, como

se aferra a la orilla el mar.

Mas, cierto es que,

ni aunque se extinguiera mi voz en las tinieblas,

ni aún siquiera,

te podría dejar de amar…

 

-Lihem ben Sayel

obras-el-beso-6

A él.

UNA NOCHE DIFERENTE.

imageSi tuviese que recordarme a mí misma de alguna manera, me recordaría como cuando era feliz. Me recordaría montando en una bicicleta, riendo, con la brisa  revoloteando mis cintas, haciendo girar mi molino de viento. Me recordaría a mí misma en aquellas noches mirando a las estrellas. Me habría encantado habitar entre ellas. El manto de las noches plagadas de centelleantes puntitos lejanos siempre me ha dado la sensación de hogar. Me recordaría también en algún rincón de alguna habitación, pero no llorando, no; no gimiendo de dolor, ni sollozando, ni temblando… Me recordaría en aquel rincón acompañada de mis libros y mis diarios, y de esas cartas que escribía aparentemente para nadie. Me recordaría como cuando era inocente. Como cuando creía que los sueños se podían realizar. Omitiría las veces en las que me tropecé con una cruda -y en muchos casos, nefasta- realidad. Me recordaría a mí misma sonriendo, y creyendo en que siempre vendría algo mejor. Me recordaría, por ejemplo, creyendo aún en el amor.

[EN UN PARAJE DE ÁRBOLES]

 

Quietos, en un paraje de árboles,
-y sus copas, y sus robustos troncos,
y el vaivén de sus hojas-.
Anonadados ante tanta belleza.
-Quietos-.
Te susurro unos versos que escribí
para ti, para cuando me besaras;
para cuando me tomaras de la mano, y
dijeras esas palabras que me conmueven
tanto, tanto.
-Quietos-. Y aunque el viento nos golpee
en la cara, el sol sigue su curso allá arriba.
Como un poema de Wyslawa,
como el saxo de Coltrane,
como el piano de Shostakovich;
quietos, hasta el atardecer.
Sofocados porque el sol se está ocultando,
deslumbrados, porque la luna hace su aparición.
Y las estrellas, y las nubes -que se tornan naranjas-
nos dibujan un cuadro superior.
Quietos, mientras nos abrazamos,
mientras nos decimos -en silencio-
un adiós.

 

-Lihem ben Sayel.

7cac9fd717270c98c292e300a67238a5

[MOMENTO]

F3907-24inch-x30-Autumn-font-b-Drawing-b-font-font-b-Walking-b-font-Oil-Painting

Se acerca despacio, y yo cierro los ojos. Su abrazo me atrapa, y yo me dejo caer. Sonrío, y espero a que su beso me marque. Es sólo un momento. Pero el amor lo hace eterno.

-Lihem ben Sayel.

PROVERBIO ÁRABE.

12299388_10153211322458062_7739257714143728282_n

Escribí el nombre de aquel que amo

en el viento.

Escribí el nombre de aquel que amo

en el agua.

Pero el viento es un mal oyente.

El agua no recuerda nombres.

-Proverbio árabe.

 

[ROMPAMOS EL MURO]

cuadros-impresionistas-de-mujeres-pintados-al-oleo (8)Deshazte de esa carta, que en verdad no significa ya nada. De ese poema que escribiste dirigido a alguien que ya no forma parte de ti. Deshazte del recuerdo que te ata. Del palpitar de un insensato corazón. Deshazte de la música que te presenta memoria de otros lugares, otros momentos. Deshazte del lamento, es hora de perpetrar tu propia desaparición.

Y pregúntate, ¿quién eres? ¿Quién has sido todos estos años? 

Descubre nuevas cosas, sí. Todo. Todo nuevo. La gente, los lugares. Los sentimientos. Fabriquemos nuevos recuerdos. Nuevas conversaciones. Empecemos de cero. Arranquemos las páginas anteriores. De todas formas, ya éstas han caducado.

Sonriamos despacio. Caminemos aún más despacio.

Yo pienso detenerme. Detenerme a ser. Por muy veloz que recorra la senda de la vida, no llegaré antes a mi destino, pues éste ya está marcado. Hemos hablado tantas veces de lo mismo… Así que hagámoslo de una vez por todas.

Rompamos el muro.

Sólo para ver qué pasa…

[THE BELLY DANCER]

belly-dancing-at-sunset

“Danza esta noche para mí

como las estrellas,

que ante la luna, destellan

su elegante luz.

Danza así,

para mí.”

Lihem ben Sayel.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: